Una Familia Unida por la Barbacoa…

Mike Dinkel, TSS - Olathe

Cuando mi suegro recibió un asador como regalo, nunca pensamos que nos llevaría a competir en competencias de barbacoa. Comenzó como algo divertido entre familia. Experimentábamos con salsas y especias diferentes, y debo admitir que sabía bastante bien. Poco después, me regalaron un asador, y comenzamos a hacer competencias entre mi suegro y yo. Mi cuñado no tardó mucho en unirse. Luego, hace 10 años, decidimos participar en nuestro primer concurso de barbacoa, y para nuestra sorpresa, calificamos entre los primeros 10 en la categoría de pollo. Después de esta competencia, nos enganchamos.

 

Ahora competimos en cuatro o cinco concursos al año. Competir involucra mucho más de lo que piensas. No puedes solo presentarte, cocinar durante una o dos horas y luego ir a los jueces. La mayoría de las competencias duran todo el fin de semana. Hacer una buena barbacoa requiere tiempo y paciencia. La mayoría de nuestra carne tiene que cocinarse durante la noche para terminar a tiempo. Por lo general, llegamos a una competencia temprano el viernes por la mañana, ponemos en marcha a nuestros asadores y comenzamos a asar la carne. La mayoría de las veces, nos puedes encontrar acampando en el sitio de la competencia, durmiendo en catres y revisando nuestra carne durante toda la noche. No es raro que estemos allí por más de 36 horas. Pero, al final, todo vale la pena. Puede que no ganemos o califiquemos todas las veces, pero nos divertimos mucho y hemos conocido a tanta gente maravillosa en el camino.

 

A veces, me gusta pensar más allá de la típica barbacoa y experimentar con la comida que cocino. He hecho pastel de carne a la barbacoa, pizza ahumada e incluso limonada Bourbon ahumada. Siempre estoy buscando algo nuevo para probar.

Volver a las historias

¿Interesado en un trabajo en TVH?

TVH AMERICAS

TVH INTERNATIONAL

¿Interesado en un trabajo en TVH?

TVH AMERICAS

TVH INTERNATIONAL

¿Interesado en un trabajo en TVH?

TVH AMERICAS

TVH INTERNATIONAL